Imprimir

Expo MEDIADVANCED

Escrito por Rafael Pablos el . Publicado en Noticias

RAICES
Rafael Pablos
 
Todo el trabajo de Rafael Pablos, ya más de 30 años, descansa sobre la idea de que él mismo fabrica casi todo lo que interviene en el proceso, formando una especie de círculo que contiene, en mi opinión, un cierto anhelo de ordenar el mundo, de mantenerlo bajo un cierto control.
Desde sus inicios, su iconografía se ha nutrido de elementos próximos: su familia, su casa, los objetos cercanos o, como en este último trabajo, las raíces de algunos árboles de su jardín. Y es que aquello de lo que Rafael Pablos nos habla se puede encontrar en cualquier objeto inesperado y cotidiano. A lo largo de toda su carrera, este fotógrafo ha usado un tipo de mirada reflexiva y conceptual, fruto de un proceso lento y minucioso en el que las imágenes existen de forma plena y completa, inicialmente, en el pensamiento del autor y más tarde llega su ejecución. Un ciclo que se desarrolla en la secuencia de pensar, fabricar y fotografiar.
Estamos ante un proceso en el que la autoría de la invención / manipulación ha reemplazado la originalidad de la visión, y todo ello desarrollado en esta ocasión a través de una serie, en lugar de hacerlo mediante imágenes individuales.
No cabe duda de que el procedimiento de fotografiar raíces, cuyos negativos se repiten y yuxtaponen, hasta crear otra realidad inventada, nos traslada a un territorio conocido en la creación fotográfica del siglo XX, con referencias muy precisas en la historia del medio.
En un tipo de abordaje sistemático, metódico y falsamente científico, ubicado en la tradición documental del medio, el autor trata de traer a nuestra memoria algunos de los presupuestos que inspiraron el movimiento de la Nueva Objetividad, y más concretamente el antecedente de Karl Blossfeldt. Walter Benjamin decía que las fotografías de Blossfeldt revelaban un tesoro de analogías y formas del todo inesperadas en las plantas, y que a través de sus fotografías eliminaba el velo que sobre ellas arroja nuestra indolencia.
 
Y es este el elemento fundamental que las raíces de Rafael Pablos ponen ante nuestros ojos: la sensación de acceder a un mundo secreto, que se nos muestra por primera vez y que describe una cierta taxonomía vegetal / animal. Todo ello sin renunciar, a través de la evidencia del mecanismo, a proponer de manera irónica una reflexión sobre la pérdida de la propia naturaleza.
 
Ricardo Gonzalez